8 de febrero de 2008

El periodista más creíble

Como viene ocurriendo desde hace varios años, las encuestas de opinión sobre quién es el periodista más creíble en la Argentina vuelven a dar como ganador a ¡Ninguno!

En su blog, Artemio López presentó los resultados de su encuesta periódica sobre credibilidad del periodismo, y como en anteriores oportunidades las respuestas "Ninguno", o peor, "No sabe/No contesta" se llevan los mayores porcentajes: 32,4%. En el 2002, la suma era de 23,9%, y en 2005, de 24,7%. Tratándose de figuras que viven en y de los medios, es muy sugestivo que un porcentaje creciente dé un silencio por respuesta, o peor, diga directamente "Ninguno" es creíble. ¿Tan poco interesa el tema?

Exceptuando el caso de Biasatti, Lanata y Castro, que más o menos permanecen en todas las mediciones, los demás van y vienen con porcentajes que están por debajo del margen de error. En el 2002 estaban entre los más creíbles Hadad y "César y Mónica", que no volvieron a aparecer (una pena, la única vez que en el ránking apareció una mujer, lo hizo compartiendo el puesto con su compañero). En 2005, apareció Petinatto, Paluch, Tenembaum y otros que no volvieron al ranking. En 2008, ingresa Víctor Hugo Morales.

Las otras escasas encuestas sobre el tema no arrojan resultados más auspiciosos. Había una época donde discutíamos con algunas consultoras de relaciones públicas la idea de que los periodistas eran"líderes de opinión". Así les gusta clasificarlos en sus bases de datos. A juzgar por la respuesta de la sociedad, que se mantiene en los últimos seis años, nos preguntamos ¿de la opinión de quién?

3 comentarios:

Maxi dijo...

Santos Biasati, dios mio, fue un gran periodista. Pero hoy es simplemente un comentador de noticias. Y para colmo en uno de medios menos creíbles de la argentina (el grupo clarín).

Observatorio de la Cátedra A dijo...

¿Será que hay pocos periodistas que ya se busca un referente entre los presentadores?

JuanCO dijo...

Me parece que el tema de la "credibilidad" en los "presentadores" puede darse a causa de su misma exposición radial y/o televisiva y la relación que construyen con el televidente/radioescucha.

Los presentadores son el eje entre el espacio televisivo/radial y el espacio del "otro". Al ser puente, se constituyen en la voz/cuerpo más importante para el receptor.

Creo que la cosa pasa por ahí, al menos pienso creer.